Atlas de partículas elementales

Viaje con Sagan entre océanos cósmicos, ballenas y bibliotecas.

La obra de Carl Sagan recuerda a la Sinfonía del Nuevo Mundo de Antonín Dvořák. La pieza musical tiene una increíble belleza que el compositor logró teniendo en mente la alegría del descubrimiento de un nuevo continente; la escritura de Sagan tiene el mismo aliento, solo que en su caso el encuentro con el saber necesita de un viaje por el Universo. 

Cosmos es una travesía de preciosas ilustraciones que hace paradas en los microorganismos, los genes, los átomos, las posibilidades de viaje por el espacio interestelar y la memoria del conocimiento. También es una obra que imagina cómo se conforman otros mundos diferentes en tiempo, formas o espacios.

Este libro es resultado de una intención de comunicación declarada que habilita a la poesía en particular y a la literatura en general para divulgar el amor al conocimiento. Ningún tema en este libro nos es ajeno pues todos abordan misterios íntimos sobre nuestra existencia, posibilidades de acción y lugar en el cosmos.

Al hablar de cometas, planetas y estrellas Carl Sagan reflexiona sobre las explicaciones que la humanidad ha dado a los astros, siempre buscando un lugar dentro del orden cósmico. 

Para señalar lo que sabemos en materia de astronomía, biología y física, el autor va deslizando con naturalidad las biografías de los científicos. Destacando la curiosidad y la búsqueda de sentido en algunas de las mentes más brillantes de nuestra existencia. Nombres como Eratóstenes, Darwin, T. H. Huxley, Newton, Kepler, Tolomeo, Copérnico, Tycho Brahe y Wolf Vladimir Vishniac, por mencionar alguno, se quedan en nuestra memoria porque Sagan les presenta por su valentía e ingenio, pero también por su amor a la ciencia. 

Debo advertir que se trata de un libro en el que por momentos la poesía gana todo el terreno y que no existe página que carezca de ella. Se trata de un libro plagado de emociones y cuestionamientos. 

Para narrar la selección y herencia natural el autor toma prestada una leyenda de samuráis y cangrejos, que más allá de rememorar las tragedias de un clan sirve de ejemplo para una de las historias de la biología que nos habla sobre lo que prevalece y lo que no. Sin darnos cuenta llegamos a Darwin, a notar que el paso de la humanidad por la Tierra es breve en relación a otros organismos. Sagan diría: “Somos como mariposas que revolotean un solo día y piensan que aquello lo es todo”, esas sugerencias de humildad son también mensajes que se hacen ineludibles mientras crece nuestro conocimiento del cosmos.

Pensando en los microbios de nuestro planeta terminamos por sospechar fuertemente que lo que habita otros mundos tiene pocas posibilidades de asimilarse como copia nuestra. Con la mente en Júpiter y Marte nuestra imaginación se pone a prueba y las ganas de viaje reverberan en nuestro corazón. 

Las búsquedas de Newton y Kepler barbechan el terreno para que tiempo después, en un espacio aireado y enriquecido, científicos como Carl Sagan nos cuenten que “la biología se parece más a la historia que a la física”.

De Historia de las Indias de Nueva España. Crédito: Diego Durán.

Tras este libro se puede hacer un apunte sobre las estrellas: Una mezcla adecuada de cambios y constancias en el universo nos tiene cautivadas con la mirada en el cielo. La astrología usa este asombro muy humano y mancilla el testimonio de estos astros, quienes tienen información realmente valiosa sobre el cosmos, ante la cual parece reducido creer que estas habitan únicamente el océano cósmico inventando suertes para nuestros muy breves futuros de humanas. 

Por su parte, la astronomía cuestiona de forma directa a los astros, les pide evidencias sobre su integridad y pasado, en esta ciencia el esfuerzo de predicción se centra en ellas, quienes con toda seguridad nos precederán. 

Luego de leer a Sagan también cabe hablar sobre la comunicación animal y nuestra responsabilidad con la vida. El científico enuncia la catástrofe de destruir la biblioteca de Alejandría con tal viveza e interés que nos queda impregnada la sensación de pérdida, de lagunas irreparables. En la misma obra atiende a nuestra capacidad de sintetizar información con genes, escritura y bits, tantos edificios de esperanza construidos con nuestra inteligencia se nos revelan inútiles cuando dimensionamos que hemos cambiado los cantos de ballenas con nuestra actitud irresponsable con el océano y sus formas de vida.

Crédito: Pintura de Adolf Schaller.

Comparto un último apunte sobre este clásico de la divulgación. Nuevos descubrimientos han  cambiado nuestro conocimiento sobre el cosmos. Los estudios recientes sobre meteoritos, la evidencia sobre la crisis climática y las habilidades de nuevas naves que cruzan el espacio no entran en este libro de 1980, pero conocer las motivaciones de las primeras observaciones astronómicas y la misión del Voyager, con experimentos incluídos, despiertan en nosotros una emoción que no caduca. 

Los mapas que describen diferentes épocas de la Tierra con sospechas de nuevos continentes, los primeros bosquejos de los anillos de Saturno, la primera exogeología de Marte y el desarrollo de instrumentos antiguos, así como la ilustración del mundo natural, de escenas históricas o las primeras representaciones del átomo no resultan menos importantes a raíz de las nuevas tecnologías y descubrimientos, al contrario, encierran una amorosa revelación sobre nuestro lugar en el cosmos. 

Ante un mundo desbordado de información, Sagan diría que “el secreto consiste en saber qué libros se deben leer”. Sin lugar a dudas él logró un libro imprescindible, pues además de la ciencia incluida en sus páginas, la degustación de ideas propicia la reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: